sábado, 22 de noviembre de 2008

Plou y el arado

Cualquier fuente que se consulte nos dirá que en bretón plou significa parroquia y procede de una especialización del latín plebem, "gente, pueblo". La toponimia bretona está plagada de nombres de lugar que comienzan por Plou- y variantes: Pleumeur (meur = grande), Pleubian (bihan = pequeño)... y esto se explica por un sistema de organización territorial basado en la parroquia, hecho que, de paso, suele ponerse en relación con el sistema gallego de organización territorial basada en parroquias, por aquello de que Bretaña y Galicia son muy parecidas.

Así Longnon en Les noms de lieu de la France nos indica en el punto 1288 que plou remite al latín plebs y menciona como ejemplo de uso uno extraído de la Vida de San Winwaloei, s. IX: Fracanus llega a Armórica y descubre un terreno "quasi unius plebis".

Si vamos a la obra el contexto nos aclara que plebis es un tipo de extensión: "fundum quendam repperiens non parvum, sed quasi unius plebis modulum", es decir, que el fundo no era pequeño, sino que casi tenía un plebe. Así pues este plebe parece ser la palabra plew, plewis, pleuis, plouis..., labradío de determinada extensión. Año 1552 "5 aratris vulgo plewis de Moynes" (V. plew en Dictionary of Scots Language, acepción 2 plough-land).

En Escocia y tras la conquista normanda el módulo que se fijó para lo que acabó conociéndose como pleuchland fueron 120 acres, lo que podían arar ocho bueyes en un año. La etimología del término, como resulta evidente, sería la misma que la de plough, "arado", forma singular correspondiente, palabra de origen muy discutido ya que está en juego el origen del arado de ruedas y vertedera. V. PLOUM y PLOVUM en el Glosario de Ducange.

1 comentario:

Millan dijo...

Sen dúbida é un grande traballo. A toponimia bretona, sen dúbida, ten moito que ver ca galega. Adiante co asunto. A túa línea de traballo ten moito interés.