martes, 24 de febrero de 2015

Cheda, Chaínza, Chanteiro, Chelo: orónimos derivados del latín planu

En la base de datos del CODOLGA se recoge el topónimo, hoy desaparecido, "Planeto": "prope rivulo Omano, fundatum in villa que antea vocabatur Planeto et modo dicitur Sanctum Salvatorem" (año 991, doc. Samos). Puesto que la oronimia del tipo Planets o Planeta aparece en las zonas peninsulares donde el grupo pl- inicial no ha palatalizado y donde se conserva la -n- intervocálica, el étimo Planeta, diminutivo del latín planu, evolucionaría en Galicia hacia *Chaeda > Cheeda > Cheda. Se trataría, pues, de un orónimo arcaico, equivalente al más extendido Chaira (< Planaria), que todavía se usa como nombre común, e indica una llanura elevada o penichaira. Nada que ver, por lo tanto, con la base céltica *CLETA, que se considera el origen del nombre común cheda, "entramado, urdimbre vegetal, varal, piezas curvas laterales del carro". En esta línea apunta el Recheda (Carracedo - Ourense) que aparece en el CODOLGA como "uilla quam uocitant Rechaneda, que est in terra Buualis, secus flumen Minii" (año 1176), probablemente una forma prefijada procedente de Planeta.

Asimismo Chaínza proviene de Planitia (v. Cortesão: Subsídios para um diccionário...). Chaínza es homólogo de los topónimos asturianos Llaneza / Yaneza (García Arias). Cabe destacar que en Chaínza / Chainça (Portugal) y en su derivado Chancela, la nasal intervocálica desaparece, generando una vocal nasalizada que produce en segunda instancia una nueva nasal desplazada, como en paínzo o paínzal, derivados del latín pane, "pan".

Por todo lo expuesto hasta aquí, podemos afirmar casi con total seguridad que Chanteiro proviene de *Plan(e)tarium, un derivado de planu.

Y que de *Planellu provienen Chelo y Chenlo (con nasal secundaria y desplazada, procedente de vocal nasalizada). Esta última idea viene contrastada por Pensado, que sugiere un étimo *planelo, y que define el chenlo como "la superficie plana y alargada que como un canal queda entre dos ribazos".