martes, 30 de diciembre de 2008

Xogo da Bóla

Dice Almeida Fernandes: "conheço um local em que um prédio de cultivo e fácil regadio era e é dito "o Jogo", com uma pedra nativa, embora nao grande, no meio, chamando-se ao dito prédio o "campo do Jogo", onde nunca se jogou fosse o que fosse, nem se podia jogar".

Yo también conozco en Extremadura una cumbre del término municipal de Holguera que se llama Juego de Pelota, y siempre me resultó extraño que alguien subiese hasta ahí para practicar esta actividad.

Xogo da Bóla en Pantón (Lugo) y los numerosos topónimos asturianos Xuegu la Bola, Xugu la Bola y Xuigu los Bolos se consideran nombres motivados por la utilización del terreno por parte de pastores, o los consabidos mouros (antepasados), para jugar al tradicional juego de los bolos. Esta explicación del topónimo la recoge García Arias como leyenda: "en Vixidel tenían instalada [los mouros] una bolera en una zona elevada, de nombre el Xuegu la Bola, bolas y bolos eran de oro macizo" (Aportaciones al folklore asturiano, pg. 659) . De la misma opinión son Julio Concepción y Cabeza Quiles, el primero dedica El ocio en las horas libres de la braña a esta actividad lúdica que habría sido practicada por los vaqueiros dando nombre a varios lugares. Y es posible que haya sido así en algún caso, sin embargo la recurrencia del topónimo asociada a elevaciones del terreno sugiere, cuando menos, que examinemos otra propuesta.

En la parte oriental de Asturias es frecuente encontrarse por los puertos altos el topónimo Jogu que se viene considerando como variante de Joyu, del latín foveum, con f- inicial aspirada propia del asturiano oriental. Yo no creo que este término se retraiga a foveum porque en la zona occidental, donde se conserva la f- inicial, tendría que existir *Fogu, y no se da esta circunstancia.

El sonido inicial de Jogu puede no ser una aspiración proveniente de f-; si j- remite a un sonido fricativo palatal, Jogu sería la correspondiente forma oriental de las occidentales Xogo, Xuigu...

Hay un étimo latino que puede explicar la distribución de Jogu, Xogo, Xuigu... por las zonas más elevadas de la montaña, jugum, orónimo que se aplica a las cumbres, así César en De Bello Galico: "summum iugum montis adscendere". De iugum resultan naturalmente xogo y jogu, con pronunciación suave de la -g- intervocálica, y de esta lenición parten otros resultados del asturiano occidental:

- el resultado jou con pérdida definitiva del sonido intervocálico
- el resultado jobu, con consonatización desde *jo(g)wu

Esta hipótesis era la que sostenía Corominas para el catalán jou, y es la que se propone para los topónimos francoprovenzales y alpinos como joux. Otra idea complementaria sumamente interesante es la de Longnon en Les noms de lieu de la France, pg 110, donde sugiere que hubo latinización del céltico iove mediante el latín jugum, y que dicho término céltico podría tener el sentido de monte (también sugiere que iove sea el teónimo Jovis = Júpiter). Dados los abundantes testimonios antiguos de montes denominados Iovis, parece acertada la suposición de Longnon de que éste haya sido el término prerromano para designar lo que en latín era un jugum montis. Es una idea preferible a suponer que el culto a Júpiter se extendió como la polvora con la romanización.

Este *iove con o abierta permite dar cuenta de los resultados romances con diptongo Juego, Xuigu, aunque si tomamos la forma como punto de partida para esta serie de topónimos la evolución habría sido ligeramente distinta: la wau de *iove puede consonantizarse en una bilabial (Jobu, Xove, Jueves) o adquirir una pronunciación marcadamente vocálica con refuerzo velar (Juego, Xuigu). Véase para la argumentación Iovis = Júpiter el artículo de García Arias Iuppiter Iovis.

Pasemos ahora a la segunda parte del topónimo, ¿qué será esa "bola"? Las bolas y bolos son piedras de tamaño mediano que en nuestro caso, si se localizan en los collados (xogos, juegos), sirven para motivar toponimia como Xuigu dos Bolos o Juego de Pelota.

6 comentarios:

Millán dijo...

Sería interesante ver sobre el terreno si en esas cumbres asociadas a los topónimos que mencionas existen bolos o berrocales graníticos. Dado su tamaño y singularidad podrían tener que ver con la denominación de esos lugares.
La argumentación defendida por algunos autores como centro de celebración de determinados juegos en esas cumbres no parece muy adecuada. Si alguien piensa en ello debería tener en cuenta la idoneidad de los lugares donde se ponen en práctica.Las condiciones orográficas y climatológicos y la dispersión de rebaños por los distintos lugares hace difícil pensar en un espacio de juego común para distintos pastores o vaqueiros...
En cualquier caso un asunto interesante el que planteas. Saludos.

llug dijo...

Aporto otra pronunciación actual que refleja la triste situación lingüística que vivimos: you (a la inglesa, esto se lo escuché a un aficionado a la montaña que me aseguró que era como lo pronunciaban los montañistas...)

Llug dijo...

mmmm aunque ahora que lo pienso tal vez sea una ultracorreción, entendiendo que jou es una castellanización de un you anterior....

Muy triste, en cualquier caso xP

Anónimo dijo...

Es muy interesante lo que plantea pero le recomiendo visite esos pequeños nucleos diseminados del rural y pregunta a los "viejos" del lugar donde se encuentra: "O xogo da bola" y en la mayoría de ellos le van a indicar, casi con toda seguridad, el centro de la aldea donde una especie de plaza, amplia superfície en tierra batida, y suficiente, para practicar el juego de los bolos tan conocidos aquí en Galicia, pequeñas fiestas locales, malladeiras comunales y otros pequenos usos, carnavales etc. Si no tienen esa especie de plaza pública, lo sería cualquier cruce de caminos de cierta amplitud. Factor común: siempre en la aldea y no fuera. Excepciones: siempre las habrá.

Un blog, agradable y muy entretenido. Un saludo.

Anónimo dijo...

En todo caso, entiendo, lo alto de un monte no es lugar propicio para jugar a bolos. He visto jugar a bolos a personas mayores, llegarían al “iugum” una primera vez, la segunda ni lo intentarían. ¿No le parece lógico?. En “casa” mejor.

Por otro lado me parece muy forzado que de “iugum” (cima de un monte, parte alta ) proceda nuestro actual “xogo” (juego). No voy a discutir lo que digan los citados Arias, Concepción o Cabeza Quiles, personas muy entendidas en estas cosas, pero creo que yerran en este caso concreto.

Lat.“jocum” es juego y muy próximo a nuestro “xogo”. [j(x)oc(g)um] > “xogo”. ¿A que buscarle otro origen?.

El ejemplo, que cita, de César en las Galias: “summum iugum montis adscendere” (algo como: subir a lo más alto del monte) también lo tiene en Virgilio y otros más (“jugum montis”: la cumbre o cima de un monte) que no le veo semejanza a ese topónimo asturiano “Jogu” que dice se encuentra a menudo en los puertos altos de montaña. Encuentro, este topónimo, derivado de ese “jugum montis” y casi con las mismas letras.

No será forzar demasiado cuando tan claro parece encontrarse?.

Dice: ¿Qué será esa “bola?.

Yo de niño, no se si Vd. también, he jugado mucho “al gua” (con “cadeneta”, medida dist. con la mano) con las canicas ó “bolas” de arcilla amasada con agua y puestas al sol a secar (“xogar as bolas”, decíamos). La “BOLA”, su pregunta, era “la grande”, con la que se derribaban los “bolos” (palitroques vert.) desde una cierta distancia, era de madera de castaño o carballo, de unos 15 cms de diam. aproximadamente.

Esa es la Bola. Y ese “Xogo da Bola”, era el lugar donde se practicaba el juego de los bolos, antiquísimo juego, quizás castreño. En muchos sitios aún se pueden ver pequeñas coviñas para “sujetar” los bolos y mantenerlos de pie.

Espero no haberle cansado.

Visitaré, con su permiso, su blog pues ya le dije encuentro muy interesante.

S2

Anónimo dijo...

Un último detalle.

Pensar en una "Bola" de granito...¡puf!, ¡¡menudos biceps!!, y...¡pobres palitroques!(bolos), no quedaría uno en pie y además en trocitos.

Para mover esa Bola, de "bolos" restos volumétricos enormes que se forman como resultado de la descomposición del granito, haría falta, mínimo una Caterpillar Bulldócer D9 ó D10.

Libros y unos buenos paseos por la naturaleza, deberían ir unidos.

Todo esto...por que he jugado mucho a los bolos, hoy llamados: "bolos celtas".

Un saludo y, ahora sí, procuraré leer y callar

Una... que se deja llevar... :)