lunes, 24 de septiembre de 2012

El Turuñuelo de Portezuelo

Son unas cuantas las menciones a la existencia de un dolmen en el término municipal de Portezuelo (Cáceres). Normalmente se cita como principal referencia el trabajo de Galán y Martín, "Megalitismo y zonas de paso en la cuenca extremeña del Tajo", publicado en Zephyrus (1991-1992), pero que yo sepa nadie lo ha localizado hasta ahora, ni existen fotografías de él en la bibliografía usual. El ya clásico volúmen VIII de la revista Extremadura Arqueológica (2000) también lo incluye en su inventario citando la referencia a Galán y Martín.


A su vez, Galán y Martín no parece que lo hayan visto y utilizan como fuente para documentarlo el trabajo de Beltrán Llorís, Estudios de arqueología cacereña (Zaragoza, 1973). La obra de Beltrán menciona una única vez el supuesto dolmen de Portezuelo en el mapa arqueológico de la provincia que realiza el autor, que incluye precisamente dos errores de ubicación que entiendo que podrían explicar la inexistencia de ese dolmen de Portezuelo que nadie conoce. Los números 41 a 47 que corren a lo largo de la orilla norte del Tajo se corresponden según Beltrán con: Serradilla (41), Mirabel (42), Cañaveral (43), Eras del Garrote (44), Portezuelo (45), Vega de Guadancil (46) y Ceclavín (47). Queda claro que se produce un baile entre Portezuelo y Vega de Guadancil, confusión en virtud de la cual se atribuiría el símbolo utilizado para los dólmenes a ambos lugares.

En el texto de Beltrán solo se comentan para esta zona los conocidos dólmenes de Garrovillas: Vega y Arroyo de Guadancil y Cerro de la Horca, remitiéndose en la bibliografía a Mélida, concretamente al Catálogo Monumental de Cáceres y al artículo Monumentos megalíticos de la provincia de Cáceres (RABM, 1920, t. 41). Mélida por su parte no hace mención alguna a dólmenes o criptas funerarias en Portezuelo.

A pesar de estas adversidades hay fundamentos para suponer la existencia de un túmulo megalítico en Portezuelo, y es el topónimo Turuñuelo que se localiza en su término municipal. Y allí nos hemos encaminado a efectuar la comprobación arqueotoponímica necesaria.


Efectivamente se trata de un gran túmulo, como indica su nombre, una elevación artificial que ha sido aprovechada para situar un vértice geodésico y un depósito de agua, indicios más que suficientes para asegurar su cualidad de colina artificial (faltaría tal vez una torreta de alta tensión, o un eólico). Sobre él se observan restos de una probable coraza pétrea y de lo que pudo haber sido una plataforma. La ubicación del túmulo, al borde del antiguo camino que comunicaba Garrovillas de Alconétar con Coria, pasando el Tajo por las barcas de la Luria (mapa de Cañaveral del IGN, 1946), sugiere asimismo que el túmulo pudo haber sido utilizado como atalaya o puesto de observación, un caso parecido al de la medorra de Fanegas (Vilasantar, A Coruña), túmulo megalítico reutilizado por los romanos.

Hace algo más de un siglo estos restos eran descritos por Vicente Paredes como un castillejo: "el Turuñuelo es el cerriel del Torruño castil viejo mencionado en el deslinde. Está inmediato al cordel ó camino pastoril
por el que transita el ganado, y cerca de allí pasa el río por un puente de barcas de los que llaman lurias. En lo alto del cerro hay las ruinas de un castillejo" (Repoblación de la Villa de Garrovillas, Plasencia, 1897).

El Turuñuelo de Portezuelo se documenta como Turunolum en el año 1234 en otro documento de deslinde entre los términos de las diócesis de Coria y Alcántara, siendo el propio Turuñuelo (como sucede con tantos túmulos gallegos y portugueses) una de las marcas fronterizas, y otra el río de Fresneda.

Como señala Casillas Antúnez, las variantes "Tiriñuelo (Coria), Tiriñuelos (Casillas de Coria) o Turuñuelo (Portezuelo), son indicios claros de yacimientos arqueológicos" (Historia y toponimia de la tierra de Coria, 2008).

¿Yacimientos arqueológicos de qué tipo? habitualmente estos túmulos albergan dólmenes, cámaras funerarias de piedra, como bien saben los aficionados al megalitismo, que conocerán el dolmen de la Granja del Toriñuelo (Badajoz).

Toriñuelo o túmulo que cubre el dolmen de la Granja del Toriñuelo.

Resulta curioso que en la Bretaña francesa también se emplee el término turumel para significar túmulos megalíticos, y también hormigueros. Doblemente curioso: en Galicia a los túmulos megalíticos en algunas zonas se les denomina formigueiros.

3 comentarios:

Carlos Arias dijo...

Estupenda aclaración. Danme ganas de visitar estes lugares en directo.
Bicos

Andregoto Galíndez dijo...

Pois xa falaremos :) Bicos.

Marta Pantrigo dijo...

He estado en la zona comprobando la información que das en el artículo y el emplazamiento no corresponde con un dolmen sino con un afloramiento de pizarras que produce una elevación en el terreno.