domingo, 13 de marzo de 2016

Penalada y Perlada

Si hubiera que destacar una característica de los megalitos esta sería que son construcciones realizadas con enormes piedras trasladadas, y no aprovechando piedras nativas o inmóviles, como se decía antiguamente. Este hecho está tan presente en la tradición que el folklore refiere leyendas de mouras o gigantas que al mismo tiempo que hilaban en su rueca, llevaban al niño en el colo y transportaban sobre su cabeza los esteos megalíticos.


Moura constructora de megalitos, según dibujo de Fernando Alonso Romero.

Estas leyendas no solo se han trasmitido por el folklore, en Galicia los topónimos Penalada y Perlada están motivados por la presencia actual o pasada de megalitos considerados bajo su condición de ser piedras trasladadas desde otro lugar, es decir, petras latas, de latum, participio del verbo polirrizo fero, "trasladar". Transfiero y traslado remiten, aunque no lo parezca, a un mismo verbo desde un punto de vista diacrónico.

En Francia abunda la toponimia del tipo Peyrelade en relación con enclaves megalíticos, pero los filólogos del país, y en general los hispanistas, explican el adjetivo lata por el homónimo latus, -a, -um, "ancho". Y si bien las piedras de cobertura de los dólmenes son piedras anchas, no lo es menos que el nombre se aplicaba a todo tipo de megalitos, anchos y estrechos (menhires). Es en la interrelación entre estos topónimos y el folklore atlántico de los gigantes que trasladan megalitos con su enorme fuerza donde se manifiesta el origen del topónimo a partir del participio latino lata, "trasladada".

En el Catastro de Ensenada la delimitación de Rodís (Cerceda) pasaba por "una medorra que se halla en el sitio de Monte da Perlada".

3 comentarios:

Ulmo de Arxila dijo...

Calculo que, em oposição, aquelas "petras natiuas" que aparecem na documentação medieval estarão a apontar para o facto de serem estruturas líticas naturais, frente ao caráter artificial destes monumentos megalíticos. De "petra natiua" temos por acaso o top. Pernaviva, em Cereixo (A Estrada).

Andregoto Galíndez dijo...

Pois sí, Ulmo, Pernaviva podería ser unha etimoloxía popular de "pera nadiva" < petra natiua, ou, pensando nas moitas fontes Pernas ou Pernais, un hidrónimo, do latín (fonte) perenna, como a fonte de Anna Perenna. A Perna xa como fonte recibiría o adxectivo viva, como en Auga Viva, para amosar a súa limpeza e que non é auga estancada.

Andregoto Galíndez dijo...

O que non atopo son topónimos galegos continuadores das petras mobiles, si en Asturias: Piedramuelle.