jueves, 7 de agosto de 2014

Whitechapel Road


Jack el Destripador, como antes lo hiciera Romasanta, cometía sus asesinatos en ruta, o cuando menos en relación con un camino. Un antiquísimo camino, como mínimo de traza romana, que enlazaba Londres, desde Whitechapel Road, con Colchester. Y de ello quedan huellas en el topónimo: el adjetivo white que encontramos en la toponimia inglesa o anglicanizada no siempre hace alusión al color blanco, pues el spelling del término homónimo quyte, "libre de gravámenes", proveniente del latín quietus, tendía a confundirse en el pasado con el de white.

Whitechapel Road, como origen o destino de una vía de comunicación, designaba un camino franco, una "Quyte Chapel Road" libre de derechos de paso, o pública. Como si dijéramos el Camino Franco de la Capilla, no el Camino de la Capilla Blanca, que aunque sea una interpretación posible es menos probable debido a la recurrencia de la toponimia viaria del tipo "White Road" (< Quyte Road).