martes, 11 de octubre de 2011

El peinado del hombre de Clonycavan



National Museum of Ireland. (C) Martínez de Alegría.

El torso y la cabeza del hombre de Clonycavan hallados en una turbera de Irlanda, y datados entre 392 BC y 201 BC, sufrieron un proceso de momificación natural que ha conservado intacto un peinado en el que aún hay restos del gel utilizado para mantenerlo, una mezcla de aceites vegetales y resina de pino importadas del suroeste de Francia o del norte de España.

"One of the most distinct features of this individual was his elaborate hairstyle. He had been shaven across his forehead from ear to ear giving him a conspicuously high hairline, and his hair had been cut to about 1cm in length at the nape of his neck and around his ears. With an average length of between 17 and 20cm, his remaining hair appeared to have been swept upwards and partly folded back over itself on top of the head, which would have served to increase his apparent height. Chemical analysis revealed the presence of a conifer resin on the root ends. This had been mixed with some form of lipid, in all likelihood a vegetable oil, and it is probable that this substance would originally have held the hairstyle in place. Further analysis indicated that the resin can most likely be traced to Pinus pinaster, a tree that grows in south-west France or northern Spain" (British Archaeology, enero-febrero 2010).

En 1295 a los ingleses de Irlanda se les prohibió llevar un peinado irlandés marcadamente nacional, que dificultaba la diferenciación entre colonos anglo-irlandeses y nativos. Este look recibía el nombre de culan, cooleen o coolin (transcrito de diversas formas según la pronunciación inglesa). El decreto nos lo describe así: "habentes capita semirasa, capillos a retro capitis nutriunt et alligat, et illos culan vocant", que podría traducirse algo libremente como "llevan la cabeza semirrasurada, los cabellos apelmazados hacia atrás con gomina, y ellos le llaman culan".

No sería tan extraño que 1500 años antes el hombre de Clonycavan ya llevase culan.



3 comentarios:

Sloan dijo...

Muy interesante la momia presentada en tu blog. Sin duda las turberas facilitan la preservación de los cadáveres y con ello podemos conocer cuestiones que en los restos óseos, los más habituales encontrados, no pueden ser analizadas. En el caso que comentas llama la atención los distantes orígenes de los elementos que forman parte del producto empleado en el cabello. Sin duda un precursor de la industria cosmética actual. Como siempre aportaciones interesantes las de tu blog. Enhorabuena!!!

Andregoto Galíndez dijo...

Muchas gracias Sloan. A mí me llama la atención que una moda pueda durar 1500 años cuando ahora tenemos dos distintas cada año :) Por otra parte, es una prueba más de que lo medieval hunde sus raíces firmemente en el pasado.

Archeoten. dijo...

Proto-Punkies ;-)