sábado, 17 de noviembre de 2018

Los puertos de Ferrol y Betanzos en el siglo XII

Ría de Sada o de Junqueyras (Xunqueiras < Iuncarias) según mapa del s. XVIII de D. Josef Beade, cura de Osedo y Mosteirón (Tomás López, Diccionario geográfico. La Coruña y Lugo, f. 448). Se establecen los límites entre el arciprestazgo de Pruzos y el de Cerveiro en el río Mandeo.

"y después del monte que se llama Prior, quedan a la izquierda tres óptimos puertos muy próximos entre sí; estos son el de la Hospedería de Brión [Inne de Briun], el de Xunqueiras [Iunckare] y el de Far [Le Far]. La entrada del puerto de la Hospedería de Brión está entre dos montes, y cuando se entra se encuentra un amplio espacio, y a la izquierda del puerto están los monjes de la Orden Cisterciense, y el lugar que habitan se llama Brión. De este puerto pueden salir las naves con viento del norte, del noroeste, del oeste, del sur y del suroeste. El puerto de Xunqueiras es ancho y profundo, y para entrar en él hay que dejar la isla Marola a la derecha, y subiendo por él queda la iglesia de San Xurxo de Torres, y delante de ella hay un ancoraje para navíos; subiendo este mismo río siete millas hay una villa fértil y buena que asimismo se llama El Far, que es una villa de templarios, y desde ella a Santiago hay nueve millas" (Roger de Howden, siglo XII, De Viis Maris, cita original en latín en Du Yorkshire à l'Inde: une "geographie" urbaine et maritime de la fin du XII siècle: Roger de Howden?, Patrick Gautier Dalché, 2005).

La descripción de la ría de Ferrol en el siglo XII es muy detallada, reflejándose su característica entrada, muy estrecha al situarse entre dos montes, y aporta el detalle, interesantísimo, de la existencia de una hospedería o albergue en Brión, regentada por los cistercienses, dato que indica la relevancia de la ría de Ferrol como destino de los navíos procedentes de las islas británicas que realizaban el Camino Inglés a Santiago en la Edad Media.

As Xunqueiras desde el Pazo de Mariñán. (C) Dolores González de la Peña, 2019.

A continuación describe el puerto de Xunqueiras (inequívocamente, la ría de Betanzos), en la desembocadura de los ríos Mandeo y Mendo, al cual se accedía dejando la isla de la Marola a la derecha. El ancoraje se situaba ante la iglesia de San Xurxo de Torres en Vilarmaior [Sanctus Georgius de Turribus]. El nombre que recibía la ría, das Xunqueiras, se mantuvo hasta el siglo XVIII (v. imagen con el plano del cura de Osedo y Mosteirón), y se debía a la vegetación de As Mariñas, unos "937 ferrados de tierras juncas" de carácter comunal hasta el siglo XIX. Los vecinos de Betanzos se servían de la extensa mariña de juncales "no sólo para el pasto de los muchos ganados que se crían en ellos, sino también para el abono de sus tierras" (Antonio Meijide Pardo, "El plan Lemaur sobre los juncales de la ría de Betanzos en el s. XVIII", Estudios Geográficos, nº 102, 1966). Que el puerto descrito por Howden es el de la ría de Betanzos es incuestionable, por eso llama la atención la interpretación totalmente sesgada y errónea que de este pasaje realiza el historiador Alfredo Vigo Trasancos, pretendiendo que la mención a San Xurxo de Torres es una alusión a la Torre de Hércules y a la iglesia de San Jorge de la ciudad de A Coruña:

"el dato más curioso que señala es que, siguiendo el recorrido costero habitual en un navegante, cita el autor, al pasar la isla de la Marola, una iglesia llamada "Sanctus Georgius de Turribus" a cuyos pies "anclaban los navíos" que es una clara alusión a la Torre de Hércules y a la antigua iglesia coruñesa de San Jorge, entonces inmediata al mar y que habría de ser, con el tiempo, una de las parroquias más importantes de A Coruña y la más vinculada al barrio marinero de la Pescadería" ("A Coruña. Historia e imagen de un puerto atlántico (s. I - 1936)", 2014).

Nada de esta tergiversación es cierto, ni siquiera que en el periplo se franquee la Marola para entrar en el puerto de Iunckare o Xunqueiras (se deja a mano derecha), pero es que a partir de la descripción del ancoradoiro de la ría de Betanzos las indicaciones de Howden se vuelven confusas al situar una villa llamada Le Far en el mismo curso fluvial algo más arriba. Esto podría llevarnos a suponer la existencia de una villa de templarios llamada Le Far siete millas más adentro siguiendo el curso del río Mandeo, villa que tendría el mismo nombre que el puerto de Le Far, el cual sólo se mencionaría brevemente a continuación:

"Desde aquí, en la tierra de este mismo reino, hay un gran monte denominado Caión, y una gran isla llamada Sisarga, y dista del puerto del Far cuatro millas. En esta isla hay tres eremitorios, y ninguna nave puede circular con seguridad entre ella y tierra firme".

Es decir, villa y puerto del Far serían lugares distintos, o bien en este punto el conocimiento de la ría de O Burgo por parte de Howden no es apropiado y la confunde con la de Betanzos.

Pero, en definitiva, una vez situado el puerto de Xunqueiras (y su relación con el itinerario a Santiago) en la ría de Betanzos, queda claro que el desembarco vikingo de Gunderedo del año 968 al que alude el Cronicón Iriense fue aquí: "quod Normani, & Frandenses, & gens multa inimicorum veniens de Juncariis volentes ire ad Iriam [...]".

No hay comentarios: